Los vestigios de Eros

El vuelo de la lechuza

Cot The Storm.jpgLos claroscuros de un contorno, el desbordamiento de la piel, los rastros de un aroma, el abismo de un beso, la música del cuerpo. Los sentidos pueden definir los matices que se revelan en la inmediatez de los deseos y de las carencias. La avidez, la conquista, las ausencias. En estos juegos se cumplen nuestras esperanzas y se reiteran nuestras privaciones.

Como expresión estética el erotismo cumple su condición bajo unos parámetros excepcionales. En primer lugar porque en él intervienen todos los sentidos, todos ellos orientan sus percepciones hacia los rasgos en que el cuerpo deviene arte. En segunda instancia, porque justamente en el reconocimiento plástico de la corporalidad, el erotismo abandona el ámbito sensitivo y se convierte así en proyección trascendente. Desde estas dos perspectivas es posible identificar los límites y los alcances también de una esfera trivial y al mismo tiempo llena de sentido, que…

Ver la entrada original 484 palabras más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s