La nueva generación de los Centennials

La nueva generación de los Centennials, también llamados Generación Z, vuelve a ser un tema de actualidad por su inmediata inserción en el mundo laboral

Esta nueva generación, que ya está aproximándose a las puertas del mercado profesional, está llamada a ser la principal fuerza laboral y de consumo. Las expectativas sobre las repercusiones sociales que implica esta nueva oleada de futuros profesionales ha abierto un nuevo debate centrado en el impacto de su incorporación al mundo laboral y en la educación del futuro.

Los centennials comienzan a invadir las aulas universitarias y su modus vivendi nos lleva a un escenario hasta ahora desconocido, pues el hecho de que hayan nacido cuando la tecnología moderna ya estaba instalada, altera sus concepciones de ver el mundo.

Como anteriormente habíamos comentado en la entrada La generación Z en clase (10/05/2017), los Centennials no han conocido vida sin redes sociales ni Internet, son más impacientes, más competitivos y tecnológicos que sus antecesores, y buscan ante todo que la formación que reciben tenga utilidad en la vida real.

Pero ¿cómo afectará esto a su educación?

El crecimiento exponencial de la tecnología hace que nuestras formas de comunicarnos se estén transformando y anuncia, por ello, nuevos cambios en nuestro sistema de enseñanza. Los Centennials darán, sin duda alguna, un giro al sector educativo, pues los modelos actuales no se ajustan a sus demandas ni están articulados con lo que las empresas les exigen una vez se vinculan al mercado de trabajo ¿El motivo?: el producto educativo que consumen. 

Estos jóvenes, nativos digitales, llegaron al mundo con una sobreexposición a la información jamás vista. Utilizan la tecnología para todo: dominan a la perfección cualquier herramienta con teclado, fundamentalmente la del móvil, devoran y generan automáticamente nuevas formas de comunicación, y, sobre todo, no se conforman con un “no” como respuesta.

La democratización de la información, la instantaneidad de las respuestas y la inmediatez en la forma de relacionarse con los demás gracias a las redes sociales ha generado en ellos un carácter inconformista, un mayor compromiso social y una personalidad creativa. Esto nos lleva a plantearnos qué cambios tendrán que adoptar los sistemas educativos para responder a las exigencias de esta generación. Estos cambios deben ser inmediatos, ya que los sistemas actuales de enseñanza, centrados en las clases magistrales y de tipo unidireccional, no satisfacen sus necesidades. Por el contrario, se hacen necesarios modelos de aprendizaje centrados en el estudiante y adaptados a la era digital, métodos activos y colaborativos que los conecten a la realidad cotidiana y los cualifique para su futuro profesional.

De manera paralela, la nueva figura del docente se asemejará a la de un gurú del conocimiento, actuando como guía y apoyo de sus estudiantes, sometido a un proceso de aprendizaje constante para estar a la altura de las demandas educativas y laborales. Pero esta labor de reciclaje continuo sobrepasa sin límite la labor del docente actual, agobiado por un horario exigente de trabajo y un sinfín de obligaciones administrativas, por no hablar de una remuneración más que precaria.

¿Cómo formar a la sociedad del futuro y sobrevivir en el intento?

¡Desde aquí, un saludo solidario a todos los compañeros/as de fatiga!

Enlaces interesantes sobre el tema:

La generación de los hipersensibles.

¿Estamos preparados para la generación Z?

Estas carreras no existirán en el futuro.

¿Quiénes son los Centennials y por qué debes ponerles atención?

 

 

8 comentarios en “La nueva generación de los Centennials

  1. zeus880 dijo:

    No sé si leyendo estos post me animo o me deprimo. Es cierto que la situación de los docentes en este país es lamentable. Además de las programaciones didácticas, las tutorías, las visitas de los padres y las neuras de los directores, tenemos que estudiar e ir un paso por delante de nuestros alumnos.

    Le gusta a 3 personas

  2. CAROLINA REAL TORRES dijo:

    Pues nos ofrecen continuamente cursos de formación, pero la asistencia se ve limitada ya que sólo podemos optar por un par de cursos al año, supongo que para que todos tengan oportunidad de matricularse. Tal vez deberían ofertar más o ampliar el número de matriculados. En resumen, son insuficientes.

    Le gusta a 3 personas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s