La incierta desescalada en las aulas

En las próximas semanas los colegios, Institutos y Universidades deben tomar una serie de decisiones relacionadas con la instrucción del próximo curso y, al hacerlo, deben tener en cuenta la magnitud de lo que están pidiendo al profesorado.

Si bien quedan muchas cosas por saber, está claro que el virus se transmite fácilmente, que las Instituciones parecen ser vectores clave para el virus y que no existe una vacuna. Estas observaciones tomadas juntas resaltan los riesgos para los miembros de la profesión docente.

Un conjunto inmediato de preguntas es puramente logístico. ¿Es posible el distanciamiento social en las aulas existentes? ¿Las áreas comunes, como las bibliotecas, las cafeterías, los patios… permanecerán cerradas? ¿Se desinfectarán estos espacios regularmente? Otro conjunto de preguntas se refiere a lo que sucederá si se detectan casos. Si un estudiante, profesor o miembro del personal se enferma, ¿se cerrará nuevamente el campus?

Del mismo modo, somos igualmente susceptibles de ser vectores asintomáticos ¿correremos el riesgo de transmitir el virus a nuestro alumnado?. Más trágico sería imaginar qué sucedería si un miembro del Centro educativo o el estudiante muere. ¿Es responsable el Centro? ¿Es esa Institución responsable de no tomar las medidas adecuadas para luchar contra la propagación de la infección? Todas las preguntas, y muchas otras, deben responderse de manera clara y sin ambigüedades.

Como miembro del colectivo docente, en estos momentos mareado y confundido, no pretendo tener soluciones listas o universales, pero sí creo que la opinión del profesorado debería tenerse en cuenta y, por mucho que quisiera volver a mi rutina anterior de enseñanza, el desarrollo de soluciones debería consistir en más que un simple consentimiento a lo que decidan las administraciones públicas.

Los Centros de enseñanza son uno de los lugares más difíciles de reabrir. El profesorado quiere enseñar, pero también quiere enseñar de forma segura.

 

8 comentarios en “La incierta desescalada en las aulas

  1. JCRomero dijo:

    En Primaria se plantea la posibilidad de 15 alumnos por aula. No parece viable, había que duplicar plantillas y los centros en horario de mañana y tarde. Compaginar la educación presencial con la online es complicado en lo educativo. ¿El mismo profesorado atendería las dos opciones? ¿Y la conciliación familiar?
    También habría que preguntarse si la administración será la encarga de suministrar y el material de protección para el alumnado, profesorado y personal no docente. En fin, muy complicado todo. Esperemos que acierten en sus decisiones.

    Le gusta a 1 persona

Responder a JCRomero Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s