Ovidio en Rafael Alberti

Hoy les traigo un ejemplo de las sorprendentes relecturas de Ovidio desde movimientos artísticos tan distantes como pueden ser el surrealismo o la recreación posmoderna. Este caso de recepción clásica podemos apreciarlo en el peculiar uso que Rafael Alberti, el gran poeta gaditano, hace del latín en el contexto de uno de sus poemas surrealistas, el titulado “Noticiario de un escolar melancólico”:

POEMA

La aparición final del calificativo “tristísima”, un adjetivo típicamente ovidiano, así como el frío que evoca la palabra “nieve”, tantas veces repetida, nos transmite el infeliz recuerdo que tenía Alberti de sus días escolares, cuando tuvo que aprenderse de memoria, como otros tantos alumnos, la más famosa elegía de los Tristes de Ovidio, precisamente la que comienza de esta manera:

Cum subit illius tristissima noctis imago,

qua mihi supremum tempus in urbe fuit […]

                                               (Ov., Tr., 1, 3, 1-2)

El colegial, Buster Keaton, firmante ficticio del noticiario, vuelve a hacer referencia a su etapa estudiantil. El carácter de este poema, más experimental que poético, puede desconcertar inicialmente al lector, no por el mero hecho de que le siguen zumbando en los oídos ecos de sus clases de latín, sino debido a que escoge para declinar la palabra ‘nieve’, y termina su declinación con un recuerdo elegíaco del pasado irrecuperable. La nieve puede considerarse un símbolo de tristeza, de muerte –conviene recordar el simbolismo presente en el famoso relato de James Joyce titulado “Los muertos”, en el que la nieve se identificaba con un inmenso sudario extendido sobre Dublín–, y la luna, una luz, símbolo del idealismo, de la fantasía, se encuentra velada por ella.

Probablemente Alberti escoge como tema del poema su propio estado de ánimo, sus preocupaciones para proyectar esa desilusión suya hacia su niñez y sus días escolares en el colegio jesuita San Luis Gonzaga de El Puerto de Santa María. Pero, más allá de su mayor o menor rebeldía como alumno, lo que resulta incuestionable es el fondo de miedo, inseguridad y mala conciencia que éste dejó en el niño, que lo recordaría durante toda su vida como lo opuesto a la libertad, a lo natural y a todo aquello que lo hacía sentirse bien.

 

10 comentarios en “Ovidio en Rafael Alberti

  1. Quintín dijo:

    Muy interesante ver cómo los clásicos siguen vigentes, aunque se conviertan en sombras proyectadas por obras más modernas. ¡Gracias por la entrada!
    Lo curioso es que descubrí tu blog ayer, cuando sabía que hoy publicaría una reseña sobre la relación entre Ovidio y obras que lo influenciarion y que él influenció.

    Le gusta a 1 persona

Responder a literauniversal Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s