Flipped Classroom

La metodología Flipped Classroom o Aula invertida es una modalidad de blended learning (aprendizaje semipresencial) que permite al alumnado aprender por medio de vídeos fuera de la clase física. La idea principal es que aprendan fuera del aula para que la experiencia de aprendizaje sea más motivadora.

flippedclassroom-1

El aula invertida es un modelo pedagógico que invierte los elementos típicos de un curso: la clase tradicional y los deberes. Las mesas, colocadas con las patas hacia arriba, muestran cómo en esta clase la jerarquía profesor-alumno no existe. Aquí la evaluación no está en el centro del proceso educativo; el conocimiento no es unidireccional y los temarios se amplían con la suma del conocimiento de todos los presentes.

¿Cómo surge?

La sensación de novedad que produce cualquier estímulo tiende a desaparecer después de 10 minutos. Con esa idea en la cabeza, Jon Bergmann (Chicago, 1964), reconocido en 2002 por la Casa Blanca como el mejor profesor de Estados Unidos de matemáticas y ciencias, rompió con la metodología de enseñanza tradicional e ideó su nuevo modelo de enseñanza-aprendizaje basado en el cambio de roles en el aula. Bergmann dejó de basar sus clases en un discurso para no aburrir a sus estudiantes y puso en marcha el método llamado Flipped Classroom (en español, clase invertida), como observa el autor “This idea occurred to us in 2006 when we taught in a small town in Colorado […] there we saw that some students had trouble memorizing basic concepts” (2012, p. 7). A partir de 2007, los estudiantes de química del Instituto Woodland Park de Colorado empezaron a consumir la teoría en casa -con vídeos cortos hechos por el propio Bergmann- y a dedicar el tiempo de la clase a resolver dudas, investigar o trabajar por proyectos.

Desde que en 2012, Bergmann y su colega Aaron Sams, también profesor de Secundaria, publicaron el best seller Flip your Classroom, la metodología se ha replicado por todo el mundo y, aunque no existen datos oficiales, en la actualidad más de 20 Universidades están investigando las ventajas de su aplicación, según datos de la web Flipped Global Iniciative.

Resultado de imagen de imagen Jonathan Bergmann y Aaron Sams

Jonathan Bergmann & Aaron Sams / Wikipedia

Las conclusiones más contundentes de algunos de estos estudios inciden en que los estudiantes son más activos en clase, el profesorado está más motivado y, en algunos casos, los alumnos y alumnas obtienen mejores resultados en los exámenes.

Previamente, ya en los setenta, el pedagogo estadounidense Benjamin Bloom consideró erróneo dedicar la mayor parte del tiempo de las clases a escuchar una lección y dejar lo más creativo para casa. Según este teórico, es precisamente esa parte del aprendizaje la más complicada y la que requiere de un guía especializado, en este caso, el profesorado. Más tarde, en 1990, Eric Mazur, decano de Física Aplicada de la Universidad de Harvard, también apostó contra el monólogo del profesor y el estudiante pasivo, y acuñó el término peer instruction (en español, aprendizaje entre pares), para defender una fórmula más interactiva en el aula. Mazur incorpora una técnica denominada ”enseñanza just-in-time”, que permite al profesorado recibir retroalimentación de los estudiantes el día antes de la clase para que pueda preparar estrategias y actividades para resolver las posibles dudas en la comprensión de los contenidos (Fulton, 2014, pp. 6-7).

Imagen relacionada

¿En qué consiste?

Vemos que se trata de un modelo pedagógico que plantea la necesidad de transferir parte del proceso de enseñanza y aprendizaje fuera del aula con el fin de utilizar el tiempo de clase para el desarrollo de procesos cognitivos de mayor complejidad, que favorezcan el aprendizaje significativo. En mayor detalle, la Red de Aprendizaje Flipped (FLN) lo define como “un enfoque pedagógico, en el que la instrucción directa se mueve desde el espacio de aprendizaje colectivo hacia el espacio de aprendizaje individual, y el espacio resultante se transforma en un ambiente de aprendizaje dinámico e interactivo en el que el educador guía a los estudiantes a medida que se aplican los conceptos y puede participar creativamente en la materia”.

Al desarrollarse en  un ambiente interactivo donde el profesor guía a los estudiantes, éstos asumen de manera activa la construcción de su propio conocimiento mediante la búsqueda, selección y síntesis de la información. En este proceso, desarrollan competencias de comunicación, indagación, pensamiento crítico, resolución de problemas, entre otros (Turón, Santiago y Díez, 2014).

Pilares del aula invertida

Imagen relacionada

Los cuatro pilares del aula invertida son:

  • Flexible environment (entorno flexible)

Los educadores crean espacios adaptables donde el alumnado elige cuándo y dónde aprende, siendo flexibles en sus expectativas, en los tiempos de aprendizaje y en la evaluación.

  • Learning culture (cultura de aprendizaje)

Los estudiantes participan activamente en la construcción del conocimiento, al tiempo que evalúan su aprendizaje de una manera significativa.

  • Intentional content (contenido intencional)

Los profesores emplean contenido intencional para maximizar el tiempo de clase, seleccionando cuidadosamente la información y actividades correspondientes, con el fin de adoptar métodos y estrategias activas de aprendizaje centrados en el alumnado.

  • Professional educator (educador profesional)

Los educadores profesionales observan continuamente a sus alumnos, proporcionándoles retroalimentación relevante en cada momento, así como una evaluación de su trabajo.

Cambio de roles

En definitiva, los estudiantes trabajan los conceptos por sí mismos, usando normalmente vídeos educativos que han sido previamente preparados por sus docentes o bien cualquier otro material multimedia. En clase, en cambio, el plan es dedicar el tiempo para la discusión, resolución de dudas y tareas más creativas que requieran la presencia y el asesoramiento del profesorado. Esto puede llevarse a cabo en grupos, o bien individualmente, lo que permite marcar diferentes ritmos para cada estudiante según sus capacidades y, además,  mejorar el ambiente de trabajo en el aula gracias al rol activo de cada uno (Martínez y Esquivel, 2014). Perdomo Rodríguez (2016, p. 2) afirma que “el estudiante desarrolla su aprendizaje a partir de diversas situaciones que facilitan u optimizan el mismo, tales como sus experiencias, intereses y motivaciones, las problemáticas asociadas y las alternativas de solución”.

Desde luego este método resulta más efectivo porque el profesorado se adapta a los diferentes ritmos de aprendizaje y ninguno de los estudiantes se queda atrás, asumiendo desde un principio que no todos los alumnos y alumnas van a avanzar a la misma velocidad, y mejorando notablemente la relación profesor-alumno. En efecto, cuando el profesorado no está de pie frente a sus alumnos y alumnas simplemente hablando y puede circular por la clase, la relación cambia por completo.

Taxonomía de Bloom_flipped

Así, el aula invertida modifica la clase tradicional basándose en el hecho de que el alumnado identifica contenidos disciplinares a través de soportes tecnológicos utilizados fuera del aula, desarrollando un aprendizaje autónomo, mientras que los docentes se transforman en investigadores, generadores de contenido y mediadores del aprendizaje.

flipped

En España el principal impulsor de este método es Raúl Santiago, profesor de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de La Rioja, quien en 2012 creó la web theflippedclassroom.es en la que colaboran docentes de todos los niveles de enseñanza.

En su web se reseñan los siguientes beneficios de este método innovador:

  • Permite a los docentes dedicar más tiempo a la atención a la diversidad.
  • Es una oportunidad para que el profesorado pueda compartir información y conocimiento entre sí, con el alumnado, las familias y la comunidad.
  • Proporciona al alumnado la posibilidad de volver a acceder a los mejores contenidos generados o facilitados por sus profesores.
  • Crea un ambiente de aprendizaje colaborativo en el aula.
  • Involucra a las familias desde el inicio del proceso de aprendizaje.

A los que podríamos añadir las siguientes ventajas:

  • Fomenta el uso de las TICs tanto fuera como dentro del aula.
  • Aumenta la implicación del alumnado en el aprendizaje al ser un formato más atractivo que el tradicional y al elaborar su propio conocimiento a través de su motivación.
  • Se optimiza el tiempo de clase.
  • Rompe con el concepto de deberes mecanizados en casa.
  • Todo el proceso de enseñanza-aprendizaje es cuantificable y evaluable.

Las metodologías englobadas dentro de este sistema de aprendizaje inverso o flipped learning se están extendiendo a gran velocidad en los niveles universitarios y en Bachillerato, y en los países anglosajones se están convirtiendo en la corriente principal, por lo que no sería extraño que lo mismo ocurriera en nuestro país. Su popularidad se debe al hecho de que cualquier método inductivo (en oposición al método deductivo de la enseñanza tradicional) es apropiado para la consecución de los resultados de aprendizaje establecidos por los nuevos planes de estudios orientados al desarrollo de competencias.

Cronología del FC

En resumen, el método Flipped Classroom consta de tres pasos:

  1. Actividades antes de clase: Se sustituye la lección teórica por un vídeo interactivo (o material multimedia) y se envía como deberes. Los alumnos llegan a clase con un mínimo de conocimiento adquirido.
  2. Actividades dentro de la clase: Es el momento de activación de conocimientos previos: se resuelven todas las duda surgidas del visionado del material multimedia y se profundiza en los conocimientos mediante diferentes ejercicios, fomentando la agrupación de alumnos en un entorno cooperativo y orientado a la práctica. Aquí es donde debemos ser creativos ofreciendo a los alumnos actividades que les resulten “atractivas” y que se encuentren en los niveles más elevados de la Taxonomía de Bloom. El profesorado tiene la oportunidad de comprobar el nivel de conocimiento del tema del estudiante, su nivel de comprensión y su compromiso con la asignatura. Conocer el comportamiento del alumnado nos permite adaptar el aprendizaje en las clases presenciales. Por otra parte, puesto que los alumnos y alumnas ya han trabajado los conocimientos en casa en su espacio individual, no habría que invertir demasiado tiempo en este momento. Aquí aparece el gran potencial del Flipped Classroom: nos permite abreviar sustancialmente este momento de modo que podemos pasar rápidamente al siguiente que suele ser de mayor implicación por parte de los alumnos y alumnas, y donde se generan realmente aprendizajes significativos.
  3. Actividades postclase: Se incluyen todas las actividades que ayuden finalmente a consolidar los conceptos y conocimientos relacionados con los objetivos de aprendizaje, las cuales pueden realizarse en el aula o en forma de tareas complementarias. Esto nos brindará la posibilidad de hacer hincapié en los estudiantes más atrasados y ofrecer nuevas oportunidades a los más aventajados.

    Es el momento de recapitulación y cierre, que, por falta de tiempo, solemos saltárnoslo y lo dedicamos exclusivamente para mandar las tareas del día siguiente. Pero es un momento crucial y debemos dedicarle su tiempo. Una buena recapitulación nos puede ayudar a fijar conceptos significativos para los estudiantes.

Imagen relacionada

La clase invertida y las NTICs

La clase inversa es un modelo en el que juegan un papel esencial las herramientas TIC, la mayoría de las cuales (Socrative, Kahoot!, etc.) nos proporcionan un análisis mínimo de las interacciones de los estudiantes. Esto nos ayuda a valorar el proceso de aprendizaje y de participación del alumnado paso a paso, complementando la evaluación del resultado final que puede proporcionarnos una rúbrica.

El uso de la tecnología en cualquier entorno de aprendizaje nos ofrece la posibilidad de una atención hacia el alumnado más individualizada, un ambiente en el aula con más posibilidades para la interacción y, por consiguiente, estudiantes más motivados por aprender. Pero no olvidemos que no se trata de incitar a nuestro alumnado a utilizar sus dispositivos móviles, sino de educarles para hacerlo adecuadamente, porque lo menos importante en el uso de la tecnología, es la propia tecnología.

Como conclusión, vemos que el aula ya no es el único lugar de aprendizaje y que, con el avance imparable de Internet como fuente de información, es posible adquirir por medio de estrategias pedagógicas conocimiento a través de la red.

Recordemos también que el FC pretende, ante todo,  aumentar la eficiencia del tiempo de clase y mejorar la comprensión del estudiante, por lo que este modelo puede servir para cualquier materia y cualquier nivel de estudio, independientemente de la edad del alumnado.

Bibliografía recomendada:

Barroso Osuna, J. – Cabero Almenara, J. (coord.) (2014), Nuevos escenarios digitales. Las tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la forma y desarrollo curricular, Madrid, Pirámide.

Bergmann, J. – Sams, A. (2012), Flip your classroom: reach every student in every class every day, Washington, DC, International Society of technology in Education. [Trad. cast. Dale la vuelta a tu clase, Madrid, Ediciones SM, 2014]

Bergmann, J. – Sams, A. (2014), Flipped Learning. Gateway to student Engagement, Washington, DC, International Society of technology in Education.

Duran Portela, J. E., May Navarro, A. y Ramírez Hernández, D. C. (2017), “Impacto de prácticas docentes y rendimiento académico en el aprendizaje invertido“, Revista de Investigación Educativa de la Escuela de Graduados en Educación, 7(14), pp. 50-55.

Felder, R. M. (1995), We never say that It would be easy, Chem. Engr. Education, 29, pp. 32-33.

Felder, R. M. – Brent, R. (2007), Cooperative Learning.

Fulton, K. P. (2014), Time for Learning: Top 10 Reasons Why Flipping the Classroom Can Change Education, California, US. Corwin a Sage Company.    

García Aretio, L. (2013), “Flipped classroom, ¿b-learning o EaD?”, Contextos Universitarios Mediados, nº 13, 9.

Martín, D. – Calvillo, A. (coords.) (2017), The Flipped Learning: Guía “gamificada” para novatos y no tan novatos, Universidad Internacional de La Rioja (UNIR Editorial).

Martínez Olvera, W. – Esquivel Gámez, I. (2014), “Aula Invertida o Modelo Invertido de Aprendizaje: origen, sustento e implicaciones“, en Esquivel Gámez, I. (coord.), Los modelos tecno-educativos, revolucionando el aprendizaje del siglo XXI, México, pp. 143-160.

Perdomo Rodríguez, W. (2016), “Estudio de evidencias de aprendizaje significativo en un aula bajo el modelo flipped classroom“, EDUTEC. Revista Electrónica de Tecnología Educativa, 55, pp. 1-17.

Prieto, A. – Díaz, D. – Santiago, R. (2014), Metodologías Inductivas: El desafío de enseñar mediante el cuestionamiento y los retos (Innovación educativa), Digital-Text.

Real Torres, C. (2018), “Integrando metodologías innovadoras en el aula: Aplicación del modelo Flipped Classroom a la enseñanza de la Cultura Clásica“, Actas del IV Congreso Internacional sobre Innovación Pedagógica y Praxis Educativa · INNOVAGOGÍA 2018.

Robles, G. – González Barahona, J. M. – Prieto, A. (2010), Fomentando la preparación de clase por parte de los alumnos mediante el campus virtual, Relada, 4, pp. 240-48.

Sánchez Rodríguez, J. – Ruiz Palmero, J. – Sánchez Vega, E. (2014), “Las clases invertidas: beneficios y estrategias para su puesta en práctica en la educación superior”, en XIX Congreso Internacional de Tecnologías para la Educación y el Conocimiento – VI Congreso Pizarra Digital, Madrid.

Tourón Figueroa, J. – Santiago Campión, R. -Díez, A. (2014), The Flipped Classroom: Cómo convertir la escuela en un espacio de aprendizaje, Madrid, Grupo Océano.

Tourón Figueroa, J. – Santiago Campión, R. (2015), “El modelo Flipped Learning y el desarrollo del talento en la escuela“, Revista de Educación, 368, pp. 174-195.

Sitios web de interés:

Aprendizaje Invertido. Edu Trens. Instituto Tecnológico de Monterrey.

Flipped Classroom en Aula Planeta. Recursos para docentes sobre FC.

Flipped Learning ORGComunidad de docentes de la red Flipped Learning Network.

The Flipped Classroom ES. Comunidad española de profesores/as.

 

9 comentarios en “Flipped Classroom

  1. poramoralarte13 dijo:

    Creo todos, profesores, padres y alumnos, debemos adaptarnos a los nuevos métodos, que, según veo por las estadísticas, dan mejores resultados que los tradicionales, así que debemos hacer un esfuerzo por el bien de todos, aunque nos lleve más tiempo preparar las clases. Eso sí, será duro al principio.

    Le gusta a 9 personas

  2. dedalus166 dijo:

    En primer lugar, hay que tener en cuenta la opinión de los alumnos, porque se comete el error de imponerles cambios y nuevas metodologías sin pararse a explicarles en qué consisten realmente y en qué medida les afectarán. Es muy importante obtener el acuerdo de todos y asegurarse que disponen de buenos dispositivos y de una buena conexión a Internet.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s